Unidad de Quimioterapia Ambulatoria

Nuestra historia

La Fundación Arturo López Pérez nace en el año 1954, dando inicio sus actividades en dos antiguos pabellones anexos del Hospital del Salvador.

Proceso de atención

Esquema con los principales pasos de ingreso a Falp, hasta la atención en la Unidad de Quimioterapia Ambulatoria y Seguimiento Continuo.

Equipo unidad Quimioterapia Ambulatoria:

Nuestro equipo está formado por administrativos, Técnicos en enfermería nivel superior, Enfermeras, Médicos y Químicos Farmacéuticos. Todos trabajan de manera conjunta en los diferentes procesos y etapas de atención del paciente. Dentro de la Unidad podrá encontrar:

Secretaria Unidad Quimioterapia asistiendo a paciente en su labor administrativa.
Enfermera educadora en telemedicina.
Médico Oncólogo durante control con paciente.
Parte del Equipo de Químico Farmacéuticos.

Secretarias: Son las primeras en atender al paciente, coordinan las horas de tratamiento, presencia de folios, confirmación de horas, etc.

Técnicos en enfermería a nivel superior: Su labor es fundamental durante el tratamiento, tanto desde el control de signos vitales, hasta que el paciente finaliza su quimioterapia. Durante tu tratamiento cuidan la tolerancia a éste, su comodidad y asisten a las enfermeras en los procedimientos.

Enfermeros tratantes: Son los encargados del proceso del cuidado previo, durante y posterior a la administración del tratamiento.

Enfermeros educadores: Su función es promover el autocuidado del paciente y la familia en relación al tratamiento. El objetivo es que el paciente pueda entender cuál es la enfermedad que tiene, los medicamentos utilizados y responder sus dudas durante el proceso. Acompaña desde el inicio, aclarando dudas y educando sobre reacciones adversas y cuidados del tratamiento específico a iniciar.

Enfermera docente: Encargada de crear programas educativos para el personal de la unidad, reforzar y contribuir en la inducción personal. Trabaja cercanamente con las enfermeras educadoras en la realización de material educativo para pacientes, familia y material web.

Enfermera gestora de sillones: Enfermera encargada de coordinación sillones de quimioterapia (horarios, sobrecupos, confirmaciones, etc).

Enfermeras coordinadoras Estudios Clínicos quimioterapia: Son las enfermeras nexos de Quimioterapia con la Unidad de Estudios Clínicos, permiten la mejor comunicación y coordinación, gestión de ambos sentidos para asistencia al paciente.

Enfermera jefa y Enfermera supervisora: Jefaturas de la Unidad, parte esencial de la coordinación interna, evaluación y gestión

Médicos oncólogos: Médicos encargados del diagnóstico y tratamiento de las enfermedades neoplásicas no hematológicas, (tumores sólidos) en pacientes con cáncer. Evalúan de manera integral e individual, ofreciendo un tratamiento sistémico con el propósito que éste se adapte al paciente, su estadio de la enfermedad y sus condiciones generales.

Médicos hemato oncólogos: Médicos encargados del diagnóstico y tratamiento de las enfermedades que se manifiestan en la sangre y los tejidos hematopoyéticos. Tanto en enfermedades malignas (cáncer) como en benignas (no relacionadas al cáncer).

Químico farmacéutico: Es el profesional que resguarda la utilización segura y adecuada de medicamentos en los pacientes. Se encarga de validar toda indicación de terapia antineoplásica en cuanto a dosis, premedicación, ajustes si es que hubiese efectos adversos asociados al tratamiento, e interacciones con otras drogas. Entrega conocimiento y apoyo al equipo para manejo de medicamentos oncológicos y no oncológicos, así también como el seguimiento de estos, buscando la optimización de la terapia y la prevención de problemas relacionados al uso de medicamentos.

Equipo Administrativo:

Secretarias: Son las primeras que ven al paciente, coordinan las horas de tratamiento, presencia de folios, presupuestos, etc.

Equipo de Enfermería:

Técnicos en enfermería a nivel superior: Su labor elemental durante el tratamiento, tanto desde el control de signos vitales, hasta el retiro del paciente. Además, durante su tratamiento cuidando tolerancia, confort y asistencia en procedimiento a Enfermera.

Enfermeros tratantes: Son los encargados del proceso del cuidado previo, durante y posterior a la administración del tratamiento.

Enfermeros educadoras: Su función es promover el autocuidado del paciente y la familia en relación al tratamiento, esto a través de poder entender cuál es la enfermedad que tiene, los medicamentos utilizados y responder dudas durante proceso, etc. Acompaña durante proceso, especialmente desde inicio, respondiendo dudas y educando sobre reacciones y cuidados de tratamiento específico a iniciar.

Enfermera Docente: Encargada de crear programas educativos para el personal de la unidad, reforzar y contribuir en inducción personal. Trabaja cercanamente con las enfermeras educadoras en realización material educativo para pacientes -familia y material web.

Enfermera Gestora de Sillones: Enfermera encargada de coordinación sillones de quimioterapia (horarios, sobrecupos, confirmaciones, etc).

Enfermeras Coordinadoras Estudios Clínicos Quimioterapia: Son las enfermeras nexos de Quimioterapia con la unidad de estudios clínicos, permiten la mejor comunicación y coordinación, gestión de ambos sentidos para asistencia al paciente.

Enfermera Jefa y Enfermera Supervisora: Jefaturas de la Unidad, parte esencial de la coordinación interna, evaluación y Gestión.

Equipo Médico:

Médicos Oncólogos: Médicos encargados del diagnóstico y tratamiento de las enfermedades neoplásicas no hematológicas (tumores sólidos) en pacientes con cáncer. Evalúan de la manera más integral e individual posible ofreciendo un tratamiento sistémico, con el propósito que este se adapte al paciente, su estadio de la enfermedad y sus condiciones generales.

Médicos Hemato oncólogos: Médicos encargados del diagnóstico y tratamiento de las enfermedades que se manifiestan en la sangre y los tejidos hematopoyéticos. Tanto en enfermedades malignas (cáncer) como en benignas (no relacionadas al cáncer).

Equipo de Químicos farmacéuticos:

Químico Farmacéutico: Es el profesional que resguarda por la utilización segura y adecuada de medicamentos en los pacientes. Es el encargado de validar toda indicación de terapia antineoplásica en cuanto a dosis, premedicación, ajustes si es que hubiese efectos adversos asociados al tratamiento, e interacciones con otras drogas. Entrega conocimiento y apoyo a equipo para manejo de medicamentos oncológicos y no oncológicos, como el seguimiento de estos buscando la optimización de la terapia y la prevención de problemas relacionados al uso de medicamentos.

Nuestro sello es la entrega de servicios y cuidados de calidad, en pro de las exigencias y demandas de atención oncológica actuales, con los valores institucionales.

El Cáncer:

El término Cáncer abarca a múltiples enfermedades que tienen como característica común el desarrollo de células anormales, que se dividen y crecen de manera descontrolada, teniendo capacidad de poder viajar a diferentes partes del cuerpo.

Según Estadísticas Vitales 2019 del INE (Instituto Nacional de Estadísticas) por primera vez las enfermedades relacionadas al cáncer desplazan a las de origen circulatorio, convirtiéndose en la actualidad en la primera causa de muerte en nuestro país.

Esto se debe a múltiples cambios que han sucedido en nuestra sociedad, como la disminución de la mortalidad infantil y el aumento de la expectativa de vida (82,1 años en mujeres y 77,3 años para los hombres, en fechas 2015-2020 INE).

Fuente: Datos del Departamentos de Estadísticas e Información en Saud del Ministerio de Salud. Informacón extraída el 18 de febrero 2022

Además de lo anterior, las causas de muerte pasaron de ser las enfermedades infecciosas a las crónicas no transmisibles, debido a las mejoras en saneamiento ambiental, disminución de la desnutrición, creación del plan nacional de vacunas, entre otras.

A diferencia de las enfermedades infecciosas, las patologías crónicas no transmisibles, están relacionadas en su mayoría al envejecimiento, a ciertos hábitos alimentarios (mayor consumo de alimentos procesados, carnes rojas, azúcar refinada, etc), tabaquismo, consumo de alcohol, ciertos químicos en el ambiente, exposición solar sin protección, ciertas infecciones, las cuales provocan en nuestro organismo ciertos cambios que si no se logran atender a tiempo, pueden provocar una enfermedad oncológica.

Al existir diferentes tipos de cáncer, los cuales pueden desarrollarse en diversas partes de nuestro cuerpo, los síntomas pueden ser variables y no siempre específicos al lugar de donde se está originando la enfermedad. Incluso en algunos casos pueden no haber síntomas en las primeras etapas.

Algunos de los síntomas de alerta son:

Fatiga o cansancio, el cual no cede al descanso y persiste en el tiempo.

Aparición de un bulto o masa en alguna zona del cuerpo.

Baja de peso no intencional.

Cambios de apetito

(dificultad para comer, como dolor al alimentarse o no tener apetito y/o incapacidad para tragar).

Cambios en la voz, tos y/o ronquera que no desaparece.

Presencia de sangre, dificultad y/o dolor para orinar o al tener deposiciones.

Fiebre o sudor nocturno, sin ninguna razón.

Presencia de herida que no sana en el tiempo, cambios en lunar ya existente o aparición de nuevo.

Aparición de varios hematomas en el cuerpo, sin explicación.

Debido a esto es importante ante la aparición de algún síntoma el cual persista en el tiempo (más de 14 días ) consultar con un especialista o a su centro médico o consultorio más cercano. En caso que los síntomas fueran abruptos e intensos como dolor moderado- intenso, sangrado, fiebre persistente, entre otros, se recomienda ir al servicio de urgencia.

Dependiendo de los síntomas y examen físico que su médico le realice, este le indicará exámenes de sangre, imágenes entre otros para poder diagnosticar con mayor claridad y exactitud lo que está causando las diferentes molestias que tiene.

Su tratante con los resultados podrá diagnosticar (es el proceso en el cual se identifica la enfermedad), con esto se podrá dar el tratamiento y cuidados correspondientes.

En el caso de que el diagnóstico sea algún tipo de cáncer, es posible que sea derivado a un especialista en oncología como un cirujano oncólogo, hemato- oncólogo o un médico oncólogo, además de otras especialidades como ginecología, endocrinología, otorrinononaringólogo, entre otros. Junto a esto será evaluado y tratado según corresponda por el resto del equipo multidisciplinario en donde encontrará a los psico-oncólogos, nutricionistas, kinesiólogos, enfermeras, terapeutas ocupacionales, químicos farmacéuticos, técnicos en enfermería nivel superior entre otros.

En FALP nuestras unidades entregan los diferentes cuidados y tratamientos dirigidos a los pacientes con cáncer, dentro de esto encontrarás:

Cirugía

Radioterapia

Quimioterapia

Estos tratamientos se indican de manera individualizada, según su diagnóstico, estado de avance de la enfermedad y sus condiciones generales.

Puede que su médico indique solo uno de estos tratamientos o que aconseje las terapias de manera adyuvante o neoadyuvante, que se basan en el uso de un tratamiento combinado a la terapia principal. También existe la posibilidad que sea concomitante.

Adyuvante

Se administra después del tratamiento primario para disminuir el riesgo de que el cáncer vuelva.

Neoadyuvante

Se administra previo al tratamiento principal con intención de reducir el tamaño del tumor y hacer más fácil la extirpación.

Concomitante

Común en algunos tipos de cáncer en el cual se usa quimioterapia y radioterapia de manera simultánea para mejorar el efecto local y a nivel sistémico.

La Radioterapia es un tratamiento que usa altas dosis de radiación para destruir células cancerosas y reducir el tumor, por lo cual pertenece a los tratamientos locales, ya que trabajan en el lugar donde se encuentra el tumor o nódulo que se quiere atacar.

La cirugía es un procedimiento para extraer un tumor y posiblemente parte o completamente el tejido circundante, por lo cual al igual que la radioterapia también se le considera un tratamiento local.

Quimioterapia y otros tratamientos sistémicos: Son tratamientos en los que se administran medicamentos por vía oral (boca), endovenosa (vena), intramuscular ( músculo como el glúteo mayor), entre otras vías, lo que les permite viajar por la sangre y prácticamente por todo nuestro cuerpo, atacando a las células tumorales. Existen varios tipos, los cuales serán explicados con más profundidad en “Quimioterapias y otros tratamientos sistémicos”.

Quimioterapia y otros tratamientos sistémicos:

Los tratamientos sistémicos buscan destruir o matar células malignas con el objetivo de erradicar la enfermedad o controlarla si es que está diseminada, para que las personas puedan vivir más tiempo y con mejor calidad de vida. Se les considera sistémicos porque los medicamentos viajan a través del torrente sanguíneo a todo el cuerpo.

Quimioterapia:

Es un tratamiento que usa fármacos para destruir células cancerosas. Funciona deteniendo o haciendo más lento el crecimiento de éstas, las cuales crecen y se dividen con rapidez. La quimioterapia llega prácticamente a todos los tejidos del organismo, por lo que actúa no sólo sobre las células cancerosas, sino que también en células normales. El daño a células sanas es lo que causa efectos secundarios como náuseas y caída del cabello, entre otros.

Según el tipo de cáncer, la fase en que se encuentre y el estado general del paciente, la quimioterapia puede tener una función curativa usándose como tratamiento exclusivo o en combinación con otros, o paliativa donde se busca controlar los síntomas del tumor para que el paciente tenga una mejor calidad de vida.

La quimioterapia se administra en ciclos, alternando periodos de tratamientos con periodos de descanso,  lo que proporciona a las células sanas del organismo tiempo para recuperarse del daño provocado por los medicamentos empleados. Así pueden tolerar un nuevo ciclo de tratamiento con una toxicidad y efectos secundarios aceptables.

Su administración puede ser intravenosa (a través de la sangre), subcutánea (bajo tejido adiposo de la piel), intramuscular (en el músculo) u oral (por boca), lo que depende del tipo de cáncer y los fármacos a usar.

El tiempo de administración de la quimioterapia de aplicación de los ciclos dependen de varios factores: el tipo de fármacos y la combinación de los mismos, así como el tipo de tumor y la tolerancia del organismo al tratamiento.

Algunos fármacos deben administrarse semanalmente, otros quincenalmente, otros cada 3 ó 4 semanas.

El tiempo de infusión de ciertos medicamentos puede ser de 15 ó 30 minutos, mientras que otros requieren de varias horas, o incluso dos días o más en determinados casos. Todo esto se lo informará su médico tratante y su enfermera educadora, tanto los tiempos y frecuencia, además de las reacciones y cuidados más comunes en las quimioterapias que usará, para que pueda estar más tranquilo/a el día de su tratamiento.

Son fármacos que bloquean el crecimiento y diseminación del cáncer al interferir en moléculas específicas (blancos moleculares) que participan en el avance de la enfermedad. Se diferencian de la quimioterapia porque actúan en blancos moleculares específicos asociados con el cáncer, y no sobre todas las células que se dividen con rapidez (normales y cancerosas).

Las terapias dirigidas son el núcleo de la medicina de precisión, que usa información de los genes y proteínas de una persona para prevenir, diagnosticar y tratar enfermedades.

Para formular terapias dirigidas se necesita identificar blancos que tienen una función clave en el crecimiento de las células cancerosas. Una forma de hacerlo es comparar la cantidad de proteínas individuales en las células cancerosas con las normales. Las proteínas que están en las células cancerosas, pero no en las normales (o más abundantes en las cancerosas que las normales), serían posibles blancos. Especialmente si participan en el crecimiento de la célula.

Otra forma de identificar posibles blancos es determinar si las células cancerosas producen proteínas alteradas que llevan al avance del cáncer. También se buscan anormalidades en los cromosomas presentes en las células cancerosas, pero no en las normales. A veces esas anomalías resultan de la fusión de un gen (que contiene partes de dos genes diferentes), cuyo producto, llamado proteína de fusión, puede impulsar la formación del cáncer. Esas proteínas de fusión son blancos posibles de terapias dirigidas contra el cáncer.

Este tipo de tratamiento es mucho más específico, por lo que para poder ser utilizado en el paciente, debe presentar alguno de los posibles blancos descritos anteriormente, para lo cual el médico puede solicitar algunos estudios especiales a su biopsia para ver si cumple con algunos criterios para el uso de estos medicamentos.

Es un tipo de terapia biológica que ayuda al sistema inmune, quien es el que tiene como tarea combatir infecciones y otras enfermedades a enfrentar al cáncer.

Algunas inmunoterapias lo refuerzan para que funcione mejor contra el cáncer, mientras que otras pueden “marcar” células cancerosas para que el sistema inmune las encuentre y destruya.

Hay distintas formas de administración de la inmunoterapia: principalmente endovenosa y subcutánea, las cuales se administran en ciclos que pueden ser cada 2, 3 o 4 semanas. Pueden ir combinadas con otros medicamentos o por si solas ( otras inmunoterapias o quimioterapias citotóxicas) y tiene una duración desde 30 min hasta varias horas dependiendo del medicamento(os) indicado(s), según el tipo de enfermedad a tratar.

Las reacciones posteriores y cuidados dependen del medicamento indicado y serán informados por su médico tratante y su enfermera educadora, quienes resolverán dudas durante el proceso junto a la unidad de quimioterapia ambulatoria.

Es un tratamiento que hace lento o detiene el avance del cáncer, al modular la cantidad de ciertas hormonas en nuestro organismo, que se ven involucradas en el crecimiento de algunos tipos de enfermedades oncológicas.

Es utilizado en algunos cánceres de próstata, mama, ovario, endometrio y neuroendocrinos, ya que el crecimiento de las células de estos tumores tiene íntima relación con el aumento de ciertas hormonas.

La terapia hormonal consiste en inhibir la producción hormonal o bloquear la acción de las hormonas al administrar estos medicamentos por vía oral de manera diaria o subcutánea (bajo la piel) , intramuscular (en el músculo) cada 3 o 4 semanas dependiendo de la indicación de su médico tratante.

Las reacciones que pueden provocar en nuestro organismos son variables y dependen del tipo de medicamento que sea indicado, lo cual siempre será informado por su médico tratante y la enfermera educadora, quienes le explicarán los posibles síntomas posteriores y cuidados recomendados según el tratamiento indicado.

Educación al paciente y Familia:


Desde el 2014 como parte de mejora de la Unidad, se crea por primera vez la función de la Enfermera Educadora en la Unidad de Quimioterapia Ambulatoria. El objetivo es educar de manera personalizada a cada paciente y familia que ingresa a la Unidad, ante cambios de tratamiento y reingresos. También en la creación de material educativo para el paciente y el apoyo constante durante el tratamiento y proceso de la enfermedad.

Queremos reforzar la importancia del autocuidado durante el proceso, toma de decisiones de manera informada, mejora de la calidad de vida durante el tratamiento y la atención con calidez, como parte de sello de la Unidad y de Fundación Arturo López Pérez. Desde el 2022 se agrega al equipo de Quimioterapia Ambulatoria dos Químicos Farmacéuticos los cuales en su rol clínico- educativo son un constante apoyo al paciente educando sobre el uso correcto de los medicamentos y vigilancia de las diferentes reacciones adversas entre otros aspectos.

Material Educativo : Link descarga pdf

Estudios Clínicos:

La Unidad desarrolla Estudios Clínicos para pacientes con distintos tipos de tumores sólidos y tumores hematológicos.

Está compuesta por investigadores en oncología médica, cirujanos especialistas, radiólogos, hemato-oncólogos, enfermeros, coordinadores de estudios, químicos farmacéuticos, y cuenta con el apoyo de médicos nucleares, paramédicos y asistentes administrativos.

Beneficia a los pacientes a través del desarrollo y financiamiento de tratamientos innovadores a nivel mundial.

A pesar que es una Unidad diferente a la de Quimioterapia Ambulatoria, existe un trabajo conjunto y en equipo para poder entregar y administrar parte de los diferentes estudios clínicos con la calidad y calidez de la Unidad de Quimioterapia Ambulatoria FALP.

Para mayor información sobre la unidad de Estudios Clínicos:

A través de la Unidad de Investigación de Drogas Oncológicas los pacientes tienen la posibilidad de participar en Estudios Clínicos y recibir así terapias de última generación.

Noticias Unidad Quimioterapia Ambulatoria:

Como se vivió el día del amor y la amistad en la Quimioterapia Ambulatoria

En el marco del Día del Amor y la Amistad, la Unidad de Quimioterapia Ambulatoria de FALP realizó una bonita actividad, decorando con corazones y guirnaldas, y entregando un presente a colaboradores y pacientes.

Automedicación, un riesgo del que hay que tomar conciencia

La Organización Mundial de la Salud (OMS) define la automedicación como la selección y uso de los medicamentos por parte de las personas para tratar síntomas o enfermedades identificadas por ellas mismas.

menú seguro

Recomendaciones alimentación paciente en tratamiento de quimioterapia en las fiestas de fin de año.

El último mes del año es un momento de balance y celebración junto a nuestros más cercanos. Una fecha especial en la cual demostramos amor, no solo con compañía si no a través de la comida.

Ubicación:

Edificio Oriente / 2do y 4to piso

Mesa Central y Horas Médicas:

800 24 8000

2 2712 8000

"
Gire su dispositivo móvil Estimado usuario, nuestro sitio ha sido oprimizado para una visualización vertical. Gire su dispositivo y siga navegando.